Luna Wesak

Según el Budismo, la luna llena en mayo se llama Luna Wesak, o sea Luna de Buda, y es una de las festividades más significativas y auspiciosas del año budista. Ocurre en la cuarta luna llena del calendario lunar chino, y este año cae hoy miércoles 10 de mayo.

Los budistas de todo el mundo celebran en particular esta luna llena, ya que creen que es un símbolo de la conciencia pura.

 No tenemos que olvidar que el empuje gravitatorio de la luna controla el agua que circula en la Tierra y que permite la vida en nuestro planeta. El agua representa el movimiento, ya que está en flujo constante, impulsa la fluidez, el equilibrio y la armonía.

También se usa en ceremonias curativas porque promueve tranquilidad, claridad, reflexión, además de disipar resistencias emocionales y mentales.

Las lunas llenas nos proponen conectarnos con los océanos de la Tierra, así como con el poderoso océano interior que está contenido dentro de nuestros propios cuerpos (estamos hechos por el 85% de agua). Observar y adaptarse a los ciclos de la naturaleza y los ritmos del universo, agita la energía dentro de nosotros y nos mantiene en movimiento junto con el impulso del flujo armónico del universo. Todos somos uno.

 Vesak es la oportunidad perfecta para regalarnos el tiempo de observar y reflexionar sobre cómo estamos interconectados con todo lo que existe en la Tierra, para tratar de buscar la verdad con sinceridad hacia nosotros mismos, y prestar atención a lo que está ocurriendo actualmente en nuestras vidas, de hecho la palabra “Buda” significa “uno que está despierto”.

Te proponemos un ritual para conectar con el poder de esta luna de mayo, la Luna de Buda, y así limpiar el residuo de viejas energías negativas y sembrar nuevos propósitos.

RITUAL DE LUNA WESAK

  • Prepara un cojín o mat de yoga y una manta para armar un altar, consigue sahumerios o palo santo, cristales, rocas, piedras o tótems. Busca también fotos o recuerdos que se relacionan con una situación que le gustaría limpiar o soltar.
  • Haz un baño de limpieza (preferiblemente un baño de sal), luego sal al aire libre, si es posible en algún lugar cerca del agua, y agita suavemente tus extremidades o realiza una danza de limpieza de energía para liberar cualquier energía negativa o tensión.
  • Arma tu altar, enciende las velas y el sahumerio y quema los símbolos de los elementos que te generan apego (fotos o recuerdos).
  • Luego ponte de pie o siéntate con las piernas cruzadas, según como te sienta más cómodo, y toma respiraciones profundas, con la intención de ir limpiando energías y pensamientos negativos.
  • Una vez que te sientas list@ puedes repetir la “Gran Invocación”, que es mundialmente conocida y hoy se repite en todos los idiomas. Es importante, decirla en voz alta para que tenga un real poder el volumen del sonido y poniendo toda la fuerza de la voluntad.

Gran invocación

  • Cuando termines, siéntate y siente la tierra debajo de ti, cómo te apoya y sostiene, y deja que el resplandor de la luna infunda tu mente, cuerpo y espíritu.

Autor
Mara Bonapersona
Psicóloga Transpersonal

Dejar respuesta