Qué tan diferente sería el mundo si en lugar de poner atención en lo que nos falta y anhelar constantemente ser diferentes, pensaramos que ya somos seres completxs. Si en lugar de juzgarnos, nos consideramos, nos validamos y enfocamos nuestra atención en nuestros dones, abrimos camino a un cambio profundo, a la aceptación y al amor propio.

Un ejercicio excelente para hacer esto es describir el retrato de nuestro yo sobresaliente. Un ejercicio que surgió en las clases de gimnasia neural.

En este video de Elsa Punset, puedes conocer más sobre la importancia de considerarnos sobresalientes y sintonizarnos con emociones positivas:

Nora, miembra de nuestra #comunidadconsciente,

hoy comparte el retrato de su yo sobresaliente.

¡Gracias Nora!

“Yo, Nora Boscarol soy una bella persona llena de dones, sueños y proyectos. Desde hace mucho tiempo me vengo postergando. Creí que no podía, que dependía de mis padres, de mis maestros, de mi esposo, de mis jefas… ahora mirando para atrás considero que yo y todos ellos estábamos confundidos, llenos de miedo y nos respaldábamos dependiendo unos de otros, sentíamos la necesidad de juzgarnos y evaluarnos, criticarnos y herirnos mutuamente, porque esa era la opción que habíamos copiado.

Ninguno había sido capaz de reconocer su valor interno, era más fácil ser sumisos y acatar órdenes, pensar lo que nos decidían las personas con poder económico, político o moral y actuar en consecuencia. Sumisos fuimos aceptando que era mejor ser ovejas con cabezas bajas, sin opinión de valor.

Pasaron los años y considero que maduré, mi alma, luego de mucha búsqueda, se va imponiendo.
Me perdono y los perdono, fue lo que pudimos ser y hacer !Era nuestra mejor versión!.

Pero ya no… analizo y ensayo “Mi Yo Más Elevado” si soy polvo de estrellas, un ser superior experimentando en un cuerpo físico sin límite de tiempo puedo animarme a SER MI MEJOR VERSIÓN.

Soy creativa….
Soy inteligente…
Soy sensible…
Soy buscadora incansable…
Soy soñadora…

Por lo nombrado requiero al universo infinitas posibilidades aquí y ahora para ser honesta conmigo misma y mirarme al espejo de mis propios ojos y reconocerme, valorarme, quererme en mis seres por elección: familia, amigos, alumnos, crear mis mejores clases de yoga y ser una excelente profesora guía. Sensibilizando mi cuerpo físico y sutil para transmitir y generar deseos de experimentar y vivenciar a mis alumnos, los mejores de la zona, ya que ellos también están ávidos de crecer y trascender.

También requiero salud, alegría, vitalidad y entrega total de mi parte para vivir desde el Espíritu, utilizando mi cuerpo y no a la inversa.
Siento que dando y recibiendo es donde está el crecimiento, hablando y escuchando la sabiduría, meditando y socializando es como pretendo generar talleres de vivencias múltiples y suma espiritual compartida.

Cierro los ojos y me veo guiando desde el ser a otros seres deseosos de prácticas y hábitos positivos, disfrutando y viendo el deleite de todos en el grupo.

Mi mejor versión: vivir el presente, sin necesidades económicas, en armonía familiar, realizando viajes de crecimiento interno y vivencias del alma ¿me animo?
¡Si! es justo hoy, con esta tarea, mi decisión.

Me lo permito.
Lo vivencio.
Lo disfruto.
Así es.

Nora Boscarol.

 

 

2 Comentarios

  1. Crei, que nosotros, como sociedad, ya habiamos su perado, ese pasado feudal, lo de las familias con abolengos de casta pura, apellidos de sangre azul. Delfines y ballenas imaginarias. Pero, envez de estar submergidos en la ciencia y la filosofia de una vida moderna , estamos, viviendo todavia en los tiempos de “la verraquera. El olor a sangre y excremento todavia invaden las murallas de cartagna. “La guerra de los mil dias, no ha terminado. El dialogo sobre ciencia y filosofia, no existe ni en las Universidades. Las casta politicas y los evangelistas son los nuevos sacerdotes supremos de nuestra sociedad. Practica comtemporanea, sobresaliente entre las masas? El consumismo y vivir en un mundos de sensaciones, desconectados de el intelecto.

    • Gracias por tu comentario Christie, creemos que el cambio necesitamos hacerlo desde lo pequeño, desdenuestro jadin, desde abrir en nuestros círculos de confianza los diálogos entre ciencia y filosofia, la paz, la conexión. Los cambios silenciosos son expansivos e inmensos!

Dejar respuesta