En el libro “Mi niño no me come”, el pediatra español Carlos González explica por qué los niños suelen comer mucho menos de lo que esperan o desean sus padres (y médicos), y por qué no hay que obligarles jamás.

Cada niños es diferente y no existen pautas concretas y fijas: hay que tener en cuenta que no todos los niños crecen a la misma velocidad y del mismo modo. Si lo olvidamos podemos cometer el error de comparar nuestro hijo con los estándares que tienen los pediatras y pensar que no está creciendo como corresponde (las estadísticas no siempre son realistas, sobre todo en una sociedad tan cambiante como en la que vivimos). Hay niños que crecen más rápido y después hacen un descanso y otros que crecen despacio pero de una manera continuada. “Los niños se auto regulan” afirma el autor “y si un niño ha engordado rápidamente en pocos meses es probable que luego coma menos y engorde más lentamente o bien que frenó el crecimiento”.

Si se siguen pautas saludables y se confía en la sensación de hambre que un hijo tiene, este crecerá sano.

Los gritos, amenazas y castigos, la insistencia, promesas o premios, exhortaciones y alabanzas no son métodos para conseguir que los niños coman. No se trata de “le haré pasar hambre, y así comerá”, se trata de que un hijo coma lo mismo, pero sin gritos, sin peleas, sin sufrimiento.

“El niño es el único que sabe lo que necesita comer, como cualquier ser vivo. Un mosquito, cuando tiene hambre, pica. Y tiene cerebro de mosquito. Entonces, tu hijo claro que sabe comer, si hasta los mejillones comen.”

carlos gonzalez

logo_facebook

 

Autor: Equipo SomosUno

TE RECOMENDAMOS  ¿Qué es DETOX? El arte de la depuración y alcalinización

 

Bibliografía:

Carlos González Mi niño no me come”. Temas de hoy, 2012.
http://www.carlosgonzalezpediatra.com
http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2015/06/02/jamases-hay-obligar-comer-nino/847622.html

 

Dejar respuesta