fbpx

SomosUno

10 consejos útiles para ser impecable con la palabra

Comunicar es un arte y hacerlo con impecabilidad es una práctica que nos permite ser cada día más conscientes de que somos los creadores de nuestra realidad. 

En mi camino de despertar y autoconocimiento, la integración de palabra impecable ha sido un antes y un después. Impecable significa “sin pecado” y el pecado (según Miguel Ruiz, autor de “Los cuatro acuerdos toltecas”) es en primera instancia el rechazo a nosotros mismos. Al nombrar el mundo, lo creamos a nuestra imagen y semejanza y las palabras fijan significados en nuestra mente y en la mente de las demás.

Así que hoy te comparto mis 10 consejos para que tu comunicación sea clara, fluida, amorosa e impecable.

1. Las palabras son hechizos – Una palabra tiene poder de magia: a veces puede ser un cuchillo, que lastima y hiere, otras un bálsamo que cura. Es importante elegirlas con cuidado y salir de discursos de juicio, crítica y desvalorización a lo que estamos programados y sometidos inconscientemente todo el tiempo.

2. Escucha el doble de lo que hablas– Tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble y hablar la mitad. La comunicación empieza en primer lugar por la escucha: ¿Cuánto te detenes a escuchar tus interlocutores?

3. No supongas– Ante la duda, siempre es mejor preguntar. Nuestra mente frente a la incertidumbre trata de buscar una solución/explicación, que son fruto de nuestro propio sistema de creencias y quizás no tengan nada que ver con lo que vive el otro.

4. Menos, es más – Cuantas menos palabras mejor llegará tu mensaje. Los firuletes, las redundancias, las reiteraciones son enemigos de la impecabilidad: hacen que tu discurso pierda foco y potencia.

5. Habla desde el corazón– Este punto es mi preferido, me gusta imaginarme sentada en mi corazón, respirar y arrancar mi discurso con “lo que siento es…” o “lo que me pasa con vos es…, porque cuando hablo desde la verdad de mi sentir no dejo abierto el espacio a que el otro se tome de forma personal lo que digo, de esta manera se pueden abrir las verdades más incómodas sin herir (eliminando el tan inapropiado “porque vos…” que nos hace sacar el dedo acusatorio al estilo maestra ciruela.)

 

Productos Relacionados

 

6. Sé coherente – Comunicamos con todo el cuerpo, no solo con nuestras palabras, así que es fundamental que nuestra comunicación sea resonante entre lo que decimos, lo que sentimos y lo que hacemos.

7. Recuerda que lo que decís es TU verdad y no LA verdad– Cada cual tiene su sistema de creencias, debido a la educación, a la crianza y al contexto social y cultural en el cual cada uno crece y se desarrolla. Si hay cortocircuitos en la comunicación, revisar el sistema de creencias es una buena herramienta para encontrar un sentido consensuado entre las partes.

8. La gente quizás olvida lo que dices, pero no como la haces sentir – Como dije antes, la comunicación no pasa solo por las palabras: Es el tono de voz, nuestra postura, nuestra mímica facial y la carga emocional de nuestro discurso que hacen que un mensaje llegue. Si despertamos la emoción de quien nos escucha es más probable que nuestro mensaje llegue. Cuanto más honestos y verdaderos somos más tocaremos el corazón del otro.

9. Elegí el canal y el momento adecuados – Hay un tiempo y un momento para todo. Sé consciente de esto.

10. Date tiempo– Muchas veces nuestra comunicación es impulsada por fuertes estados emocionales: Enojos, estrés, crisis, etc. Cuando vivimos estos estados de alerta, se activa el tronco encefálico, nuestro “cerebro que actúa”, que entiende solo de vida y muerte. Por eso muchas veces desde estados emocionales intensos podemos decir cosas que ni siquiera pensamos. Por esto es importante darse tiempo, transitar la emoción y permitir que el momento de alerta y crisis pasen. Para que nuestra comunicación sea impecable necesitamos que sea proactiva y no reactiva.

 

¿Cuáles son tus tips para una comunicación impecable? Me encantará leerte en los comentarios.

 

Por Mara Bonapersona

Psicóloga transpersonal

Deja una respuesta

×