Brownie Raw, un postre para los amantes del chocolate

Este es un postre ideal para los amantes del chocolate, pero no del chocolate con leche, sino para aquellas personas que se deleitan con el verdadero e intenso sabor a cacao. Su textura es suave, pero levemente crocante gracias a los trozos de nueces, que junto con el sabor a chocolate, provocan que se te haga agua la boca.

Además de ser delicioso y fácil de realizar, resulta ser una alternativa saludable a los postres convencionales. Esto se debe a al ser un postre sin cocción, los nutrientes y compuestos antioxidantes presentes en cada uno de los ingredientes, no se ven alterados. Algunos de los nutrientes que presenta son:

  • Polifenoles: sustancias antioxidantes, presentes en el cacao, que previenen el envejecimiento celular al neutralizar los radicales libres que dañan a los componentes celulares.
  • Omega 3 y Omega 6: son ácidos grasos esenciales presentes en las nueces, los cuales no pueden ser sintetizados por nuestro organismo por lo que deben suministrarse con la dieta. Son importantes porque constituyen parte de las membranas celulares, regulan la respuesta inmune y disminuyen la inflamación.
  • Vitamina C: también llamada ácido fólico, se encuentra en las frutas cítricas como las naranjas. Parte de su importancia radica en que favorece la absorción de hierro a nivel intestinal.
  • Minerales: hierro, zinc, selenio, magnesio, potasio.

Ingredientes

  • 100 gr Dátiles.
  • 110 gr Cacao.
  • 100 gr Harina de Girasol.
  • 150 gr Nueces.
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • Jugo de ½ Naranja.
  • Ralladura de Naranja (opcional, solo si es agroecológica u orgánica para evitar consumir los agroquímicos presentes en la cáscara)
  • Pizca de Sal.

Elaboración

  1. Enjuagar los dátiles y dejarlos remojando en agua tibia.
  2. Procesar las semillas de girasol, hasta conseguir una harina granulosa, no muy fina.
  3. Procesar la mitad de las nueces, hasta conseguir una harina granulosa, y picar la otra mitad asegurando que queden trozos de tamaño mediano.
  4. Escurrir los dátiles reservando el agua de remojo.
  5. En una licuadora colocar los dátiles, el jugo de naranja, el extracto de vainilla, la sal, y la ralladura de naranja.
  6. Colocar todos los ingredientes secos, es decir la harina de girasol, las nueces y el cacao, en un bowl y mezclar.
  7. Agregar a la mezcla del bowl la crema de dátiles y naranja, y mezclar integrando bien todos los ingredientes. La mezcla debe tener una consistencia densa pero no pegajosa. Si llegara a quedar demasiado húmeda se le puede agregar más nueces, mientras que si queda demasiado seca, se le puede agregar de a poco el agua del remojo de los dátiles.
  8. Armar ractángulos o lingotes con las manos y reservar en la heladera unas horas.

En este caso lo acompañamos con helado de banana y coco, junto a un crocante de girasol y coco tostado. Otras combinaciones pueden ser, brownie con sala de frutos rojos o brownie con crema de cajú alimonada.

Ana Caballero

Apasionada de la cocina natural

Deja un comentario

User registration

Reset Password