fbpx
[woocommerce_currency_switcher_drop_down_box]

Cuidar de mí: Algunas reflexiones sobre el autocuidado.

Por Nair Allende.

¿De qué hablamos cuando hablamos de autocuidado?, ¿Cuido de mí tan bien como cuido de otres?. ¿Cuando cuido de otres, les ofrezco lo que verdaderamente necesitan o lo que yo asumo que debo darles?, ¿Reconozco que diferentes contextos requieren diferentes cuidados o sólo imito lo que me enseñaron?; ¿Soy capaz de gestionar mi bienestar o todo lo delego en el sistema médico, les terapeutas, mis amigues, la familia?; ¿Me doy los cuidados necesarios para mantener mi bienestar de forma sostenible o agoto hasta que algo en mí se rompe y luego busco cómo arreglarlo?.

…No es lo mismo acceder a un conocimiento que hacerlo cuerpo. Lo primero es la acumulación intelectual, lo segundo es el germen transformador.

Podría decir que tomar en serio cuestiones como éstas ha representado para mí algo así como la entrada a la adultez. Si bien la información y las reflexiones al respecto me acompañaban desde hace mucho tiempo, poder incorporar los saberes a un accionar sostenido en lo cotidiano y sentir el empoderamiento a través de esa praxis tomó más tiempo. No es lo mismo acceder a un conocimiento que hacerlo cuerpo. Lo primero es la acumulación intelectual, lo segundo es el germen transformador.

Observo que hoy en día existe una disponibilidad cada vez más grande de información, de fácil acceso relacionada a la salud y el bienestar de las personas. Las redes sociales están plagadas de terapeutas formales e informales, científiques, yogis y yoginis, coaches de vida y demás -incluída quien suscribe-, compartiendo a diario sus reflexiones y democratizando saberes por doquier. A mis ojos, está buenísimo. Pero a menos que la información pase a inscribirse en una práctica concreta, no logramos construir un criterio propio según el cual decidir qué es lo que funciona para cada quien, entonces todo parece bonito pero es tanto que abruma. ¿Cuál es el verdadero potencial transformador de este movimiento? De nuevo, creo que también depende en qué medida eso sea llevado o no a la acción y eso no podemos calcularlo.

Descubrí que cuánto más cuido de mí con amor y no con restricción, más tengo para dar a otres.

He encontrado que muchos cambios aparentemente sencillos en mi vida cotidiana me fueron permitiendo empoderarme a través del respeto a la ecología propia de mi energía. Me refiero a que, a través de la prueba y el error, pero sobre todo a partir del cultivo de la escucha de mí misma, la autopercepción y el registro; descubrí qué todo ese caudal de información que llega a mí, me sirve y me hace bien en cada momento. Sigo descubriendo qué alimentos me nutren y en qué medida me hacen sentir bien o sentir mal, cuántas horas de sueño necesito, qué vínculos se potencian cuando me acompaño de ellos, qué actividades me dan placer, qué cosas hacía sólo por obligación o costumbre, cuáles son los cuidados que necesito en cada momento de mi ciclo y cómo eso varía también en distintas estaciones del año. 

Descubrí que cuánto más cuido de mí con amor y no con restricción, más tengo para dar a otres. Empecé cuidando de mi energía como si fuera un bien muy pero muy escaso y terminé por descubrir que cuando la cuido ésta se vuelve más que abundante. 

Cuando elaboramos estas claves a través de la auto-observación estamos creando una información única y especializada. Respetar esas claves le permite a nuestros cuerpo y energías regenerarse en ciclos orgánicos que intercalan actividad y reposo en vez de agotamiento y colapso. Ciclos sostenibles que se nutren del gozo y se basan en el amor propio.

Esto nos empodera, porque nos ubica en el centro de nuestras propias vidas y nos responsabiliza por nuestras elecciones, devolviendo a nuestras manos la capacidad de realizar permanentemente los cambios y ajustes necesarios para acercarnos más a la vida que deseamos vivir.

Por supuesto que también pasan cosas que escapan a nuestro control, pero de seguro vamos a estar mejor plantades para afrontarlas. Plantades, como esas florcitas silvestres que crecen hasta partiendo el asfalto.

Nair Allende

Pedagogía menstrual y sexualidad tántrica

Ver perfil

Ahora puedes pedir cita con Nair Allende en el espacio holístico de SomosUno

+34622288017

Deja un comentario

× Info e inscripciones

User registration

Reset Password