fbpx

El dinero y el inconsciente colectivo

En el inconsciente colectivo, el dinero cobra un significado diferente dependiendo de si se asocia al género masculino o femenino. Los hombres con dinero son poderosos, tienen prestigio, son importantes; mientras que una mujer que tenga una economía solvente es interesada, ambiciosa y probablemente soltera.

Es importante entender que el dinero no sólo es una fórmula creada por las culturas para perfeccionar el sistema de trueque de objetos. Sino que simbólicamente es un medio que la sociedad patriarcal-capitalista ha elegido para representar el Poder. Es utilizado para mantener los roles sociales establecidos en función del derecho a manejarlo libremente.

El “vil” dinero: mandatos sociales relativos al dinero

Hay una creencia extendida que considera que si piensas en el dinero, no estás centradx en el amor. Esto produjo una dicotomía funesta en el pensamiento social que generó un sentimiento de rechazo hacia el dinero, sobre todo en las mujeres.

Vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a ser cuidadoras y priorizar las necesidades de lxs demás. Me encuentro todo el tiempo con estas temáticas en mis consultas: “mi economía es en común con la de mi marido, tengo que consultar con él”, “no entiendo nada de plata, la economía la gestiona mi pareja”, “no me importa el dinero, el importante es la felicidad”, etc.

En general las mujeres utilizan el dinero para que toda la familia funcione y necesitan justificar cualquier atracción hacia el dinero buscando una razón para usarlo que lo trascienda o lo humanice. Y cuando una mujer se atreve a transgredir las normas que la tienen atrapada, pues se siente culpable por ser egoísta.

“No tiene independencia económica quien gana dinero, sino quien se siente con derecho y libertad para gastarlo.”

La historia nos enseña que una mujer que maneja bien el dinero en el fondo es considerada un poco “puta“. El origen de esta asociación es que todavía nos quedan reminiscencias simbólicas de aquellas épocas en las cuales la única forma de que una mujer pudiera ganar dinero era prostituyéndose. Aún seguimos asociando “mujer pública” a prostituta.

De la misma manera, a muchas mujeres de éxito cuesta encontrar pareja porque los hombres en línea general viven con incomodidad la idea de acompañarse con mujeres que ganen más que ellos.

Dinero y mandatos familiares

Como ya les conté en varias otras notas, nuestras creencias se construyen a partir de los mandatos que aprendemos dentro de nuestro núcleo familiar. Los mandatos condicionan nuestro desarrollo, porque nos dicen qué está bien y qué mal y cómo debemos actuar en cada circunstancia de nuestras vidas.

Esto es válido en forma particular con la relación con las financias y el dinero. Las enseñanzas acerca de la utilidad y administración del dinero suelen provenir del núcleo familiar. Nuestros padres se convierten en improvisados maestros que nos transmiten su visión sobre la naturaleza del mundo financiero, visión que muchas veces heredaron y que se traduce en estructuras de comportamiento de las que resulta difícil escapar.

Te invito a empezar tu deconstrucción preguntandote:

¿Qué te han enseñado sobre el dinero?

¿Cuales son las creencias que rigen tu relación con él?

¿Qué relación tiene tu linaje con el dinero y la riqueza?

Y por terminar recuerda: en el inconsciente colectivo el dinero es símbolo de poder.

El dinero no es algo superficial: en muchos casos representa la posibilidad de tener derechos, a vivir en lugar de sobrevivir, y a poder desarrollar relaciones más igualitarias desde la dignidad y el merecimiento personal.

Bibliografía

Clara Coria “El sexo oculto del dinero”, Paidós, 2001

Mara Bonapersona

Psicóloga transpersonal

Ver perfil

Ahora puedes pedir cita con Mara Bonapersona en el espacio holístico de SomosUno

+34622288017

Deja un comentario

× ¿Cómo puedo ayudarte?

User registration

Reset Password