SomosUno

El principio de vibración – Leyes universales

Este principio encierra la verdad de que todo está en movimiento, de que nada permanece inmóvil: las diversas manifestaciones de la materia no son sino el resultado de los varios estados vibratorios.

“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”. El Kybalión.

Hay millones de millones de grados de intensidad vibratoria: desde el electrón, el átomo y la molécula, hasta los astros y el Universos. En el mundo físico, por ejemplo, podemos darnos cuenta de este principio mirando una nube, un río o un glaciar: nos parecerán diferentes, pero la verdad es que todos no son nada más que agua en diferentes frecuencias de vibración. La materia es energía en baja vibración, cuando la materia aumenta su vibración empieza a desvanecer, como las aspas del ventilador parecen desaparecer al aumentar de su velocidad, o como una rueda de una bicicleta que se mueve tan rápidamente que parece inmóvil.

Así todo es vibración, también nuestros pensamientos y emociones vibran con una cierta frecuencia que atrae lo semejante como un imán. Así por ejemplo si vibras en paz atraés vibraciones de paz: la comprensión de este principio habilita a controlar sus propias vibraciones mentales, así como las de los demás.

Por estas razones el mundo etéreo, o de las energías sutiles, no puede ser visto más que por las conciencias que vibran en sintonía con frecuencias elevadas.

 

 

Mara Bonapersona

Psicóloga transpersonal

Ver perfil

Ahora puedes pedir cita con Mara Bonapersona en el espacio holístico de SomosUno

+34622288017

2 thoughts on “El principio de vibración – Leyes universales”

Aurelio Velásquez R

21 agosto, 2020 at 12:42 am

Al conocer esta ley me llena de emoción o sentimiento deseando aprender a aumentar mis vibraciones, ¿Pero cómo hacerlo?, de pronto me encuentro en plena resistencia en vez de ser expansor este convertido en un acumulador; cualquier empujoncito me puede ser de gran ayuda.
GRACIAS

SomosUno

21 agosto, 2020 at 9:19 pm

Hola Aurelio! Gracias por tu comentario. Un dicho muy bonito cita “tenemos más miedo a nuestra luz que a nuestra sombra”. Muchas veces cambiar de vibración, expandirse, permitirse elevar la conciencia implica por un lado hacernos cargo de nuestra potencialidad y nuestra luz, por el otro abrir a cambios profundos en nuestra vida. Es inevitable tener miedos y dudas, porque cambiar nuestra vibración implica abrirnos a cambiar todo el entorno que nos rodea, porque ya no resuena con nuestro nuevo ser. Quizás lo importante es no estancarse y hacerlo sin pausa y sin prisa, desde la aceptación y el amor hacia nosotres mismes y nuestro proceso. Un abrazo y gracias por seguirnos!

Deja una respuesta

×