Nodo Norte y Nodo Sur

¿Qué son lo Nodos Lunares y cómo nos influyen?

Los nodos lunares nos contestan algunas preguntas como, por ejemplo ¿De dónde vengo? ¿Adónde voy? ¿Quién soy? 

Los Nodos nos indican “de dónde venimos y hacia dónde vamos”. Conectan nuestro pasado con el futuro, indicando cada momento presente y nos revelan el propósito de nuestra alma.

Nodo Sur

Imaginemos que nuestra carta, que es un mapa, nos indica el sitio donde está nuestro Nodo Sur que es la puerta al pasado. Se lo llama nodo negativo muchas veces porque se cree que encierra lo que tenemos que dejar en esta vida, pero no es ese el enfoque que quiero darle. Porque precisamente el Nodo Sur me gusta imaginarlo como aquel baúl que contiene todos nuestros conocimientos anteriores. Lo podemos describir como “la cajita de herramientas”, los dones y facultades que dispone el Sol para iniciar el trayecto.

Ese baúl también contiene las heridas emocionales de nuestros ancestros, los asuntos familiares no resueltos. Y nuestro gran desafío es: ¿Cómo hacemos para no repetir y hacer un uso nuevo de esas herramientas?

No importa porque traemos todo ese conocimiento, el tema es que ya lo tenemos, y este conocimiento nos proporciona herramientas confiables para hacer nuestro camino.

Por ello es que necesitamos integrarlo, pero no para quedarnos solo con ese conocimiento, sino para abrirnos a un proceso evolutivo y dirigirnos hacia el Nodo Norte.

¿Vieron que hay un montón de conductas que no tenemos conciencia de cómo las hacemos? Y no me refiero a cosas automáticas, como respirar; me refiero de repente al proceso de prepararnos un café, siempre caminamos de la misma manera hasta dónde ponemos el agua, estamos llenos de acciones que las hacemos de un modo automático, no ponemos conciencia y eso manifiesta nuestra esclavitud a la inercia de nuestras conductas habituales. Los Nodos nos revelan el propósito de nuestra alma. 

Eso es Nodo Sur, no ponemos esfuerzo, se hace solo. Si nos quedamos con los conocimientos del Nodo Sur nos estancamos en un proceso evolutivo, no quiere decir que nuestra vida sea un fracaso, pero nuestra mirada que se irá enquistando, perderemos la perspectiva y difícilmente alcanzaremos una sensación de plenitud. De todos modos, las experiencias que nos atraviesen nos empujarán a movernos.

En el otro extremo se encuentra el cofre que contiene las joyas que debemos encontrar en esta vida para salir sintiéndonos plenos y ricos.

Nodo Norte

Para poder acceder al cofre (Nodo Norte) tenemos que hacer el camino que nos lleva desde donde se encuentra el Baúl (que llamamos Nodo Sur) a donde se halla nuestro cofre (que llamamos Nodo Norte) y así adquirir la energía que debemos aprender…    

Ahora bien, ¿hacia dónde nos dirigimos?

Al Nodo Norte, que es el punto de nuestro teatro personal que contiene el cofre, que contiene el secreto que le sopla al oído a nuestra Alma, el Mejor argumento para que nuestro Sol se anime a crear su Destino.

El Nodo Norte indica la dirección que debemos seguir, siempre tiene que ver con crecimiento.

Cada vez que elijamos algo que está relacionado al signo de nuestro Nodo Norte, nuestra alma va a estar contenta. 

En el camino hacia el Nodo Norte nos encontraremos con las cualidades, las facultades y realizaciones que son nuevas, que por ello exigen esfuerzo consciente y sostenido. Lo tomamos como un propósito, una meta, nuestro Sol, necesita expresar su verdadera naturaleza, sin bloqueos, sin traumas, sin inhibiciones, sin trabas, sin caretas y en la medida en que pueda brillar por sí mismo. Necesitamos expresar nuestra verdadera esencia así irnos acercando a un modo de vivir más significativo. 

Es el potencial que tenemos, no necesariamente es lo que estamos ejerciendo en cada momento, porque somos cómodos y muchas veces nos quedamos en la zona de confort repitiendo experiencias (Nodo Sur) que, aunque no nos hagan del todo felices, sabemos que las conocemos.

No nos damos cuenta que el disfrute viene en el camino al Nodo norte, el inconsciente grita, es un llamado del alma, pero frecuentemente resistimos, y aunque creemos que tenemos la elección de quedarnos en el Nodo Sur, se dice que siempre salimos de esta vida con el Nodo Norte conquistado.

En conclusión…

El poder reconocer nuestro territorio a través de la lectura de nuestro mapa natal y el acompañamiento de cómo nos influencian los tránsitos planetarios en nuestro viaje en la tierra para acercarnos a nuestro cofre es de una ayuda valiosísima para acceder más rápido a esta brújula maravillosa que nos regala la astrología a través de su lenguaje.

Bibliografía

  • “Astrología del Nodo Lunar” Bruno y Louis Huber
  • Curso de Astrología Tomo III Ana Lía Ríos/ Claudia Rizzi
  • Clases de circulación interna dictadas por Eugenio Carutti Casa XI


Andrea Alonso

Psicóloga social y astróloga

Ver perfil

Ahora puedes pedir cita con Andrea Alonso Amorin en el espacio holístico de SomosUno

+34622288017

Deja un comentario

User registration

Reset Password