fbpx

SomosUno

¿Qué es la salud holística?

Cuando hablamos de salud holística nos referimos a un paradigma en el cual se contempla a la persona en su totalidad, en base a 5 dimensiones que rigen el bienestar y la seguridad de cada ser: física, emocional, social, mental y espiritual. 

 

De una visión mecanicista a una visión integral

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». No obstante esto, el paradigma de la medicina alopática se basa aún en un sistema de causa-consecuencia: pensemos en cuántas veces vamos a consultar un médico por un malestar y nos liquida rápidamente con un diagnóstico y una solución (¿droga? ¿medicina?) que nos permitirá liberarnos del dolor, de la molestia. El objetivo es eliminar el padecimiento, más que comprender y sanar la causa.

 

En el paradigma holístico, la óptica de causa-consecuencia deja el espacio a la reflexión multidimensional: entonces cuando consultamos con un terapeuta holístico y/o con profesionales de la medicina que tienen enfoques antroposóficos u homeopáticos, nos encontraremos con terapeutas que preguntarán sobre nuestra familia, nuestro linaje, nuestras patologías anteriores y el ritmo de nuestra vida cotidiana, nuestra alimentación, nuestra conexión con el mundo espiritual, etc.

 

La salud como proceso de empoderamiento

Cuando salimos de la visión dual de la salud empezamos un proceso de empoderamiento que nos lleva a la soberanía: comenzamos a cuestionarnos y a conocernos, de esta manera ya no son solo la doctora o el doctor quienes saben lo que nos pasa, sino que abrimos los ojos a la auto-investigación y así empezamos a poner atención a aspectos de nuestra vida que quizás no considerábamos importantes o que estaban relacionados directamente con nuestro bienestar. Nadie mejor que nuestro cuerpo puede decirnos qué le pasa y qué necesita, pero ¿nos animamos a una escucha atenta?

 

Las 5 dimensiones de la salud holística

Vamos a conocer una por una estas 5 dimensiones:

  • El nivel físico incluye la forma en la que cuidamos de nuestro cuerpo, cómo comemos, si hacemos ejercicio físico, si tenemos alguna dolencia o enfermedad.
  • La dimensión emocional abarca nuestro equilibrio emotivo, nuestra capacidad de sentir y verbalizar lo que nos pasa (si sentimos angustia, tristeza o culpa, por citar ejemplos negativos).
  • La dimensión mental tiene que ver con la calidad de nuestros pensamientos, nuestra forma de observar y crear la realidad en base a estructuras, creencias y experiencias.
  • La dimensión social habla de nuestros vínculos y participación en la sociedad, de cómo interactuamos con las demás personas.
  • La dimensión espiritual nos habla de la trascendencia, de la fé, de la capacidad de conectar con lo que va más allá de los sentidos.

 

Además de esto, Victor Saadia, profesor y divulgador de nuevos paradigmas de la salud, incluye en está definición de salud holística también otras dimensiones del ser humano: la financiera, que abarca nuestra forma de consumo, la dimensión ambiental, que incluye el medio-ambiente y nuestra relación con el, y por último la dimensión ocupacional, que se trata de lo que hacemos. Acá podés leer más de sus reflexiones sobre wellness.

 

¿Cómo cuidar nuestra salud de forma holística?

Siento que los primeros dos pasos son:

  1. Hacernos responsables de que nuestra salud depende de cada uno.
  1. Cambiar el chip y tratar de ver cada síntoma o malestar como un regalo, una oportunidad para detenernos a observarnos mejor y con más amor, compasión y comprensión.

 

Desde que he empezado este camino recibí un sin fin de revelaciones, y la relación conmigo y con mi salud ha cambiado completamente. Les deseo dar el salto, animarse, y si precisan apoyo sepan que La Red está a disposición con profesionales que sostienen y trabajan esta misma visión.

 

Por Mara Bonapersona

 

 

Productos Relacionados

Deja una respuesta

×