¿Qué sucede con el gluten?

Hace un tiempo que se habla continuamente sobre el gluten. Algunos expertos afirman que una persona que no sea celíaca debe comer gluten. Además, se relaciona con una aumento de enfermedades cardiovasculares y asocian una dieta sin gluten con una dieta baja en fibra o incluso con una alimentación nutricionalmente deficitaria.

 ¿Es realmente cierto?

Hoy quiero mostrarte mi punto de vista respeto a este debate, basándome en mis conocimientos, la propia experiencia y la de algunos de mis pacientes.

Primero de todo, empezamos con una breve introducción: ¿qué es el gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en algunos cereales. El cereal que más destaca en un alto contenido en gluten es el trigo. El gran problema del trigo es que ha sido transformado y manipulado genéticamente desde sus orígenes hasta hoy. El gluten que encontramos actualmente ha sufrido tantos cambios que muchas personas no tienen la capacidad de digerirlo.

¿Qué tipo de síntomas puede producir una intolerancia al gluten?

  • Una gran variedad de problemas digestivos: hinchazón abdominal, gases, digestiones pesadas, desequilibrios en el tránsito intestinal, colon irritable…
  • Problemas de piel: acné, dermatitis…
  • Problemas hormonales
  • Problemas articulares…

¿Una persona celíaca o intolerante al gluten puede llevar una alimentación sana y equilibrada?

¡SÍ! Lo importante es el conjunto de la alimentación diaria.

¿Si no consumo ningún alimento con gluten puedo tener una alimentación baja en fibra y fomentar los problemas cardiovasculares?

NO, si mantienes una alimentación sana y natural. Hay muchísimos alimentos que nos aportan fibra como las verduras, las frutas, los frutos secos, las legumbres y cereales integrales sin gluten como el arroz integral, la quinoa o el trigo sarraceno. Si mantienes una alimentación equilibrada bien planificada, no te faltará fibra.

¿Una persona sin intolerancia tendría que evitar el gluten?

Recomiendo al menos reducir el consumo de gluten, especialmente del trigo.

Variar el tipo de cereal que se consume. Hay muchísimos cereales y cada vez se encuentran más fácilmente en el mercado.

Lo más importante es tener en cuenta la CALIDAD del alimento. Por ejemplo, si quieres consumir pan, evita totalmente los panes del supermercados o muy procesados y prioriza un pan de verdad de un buen horno. Un pan que contenga los ingredientes indispensables y no los aditivos que llevan la gran mayoría de panes que se pueden encontrar hoy en día.

Y sobretodo, evita los productos procesados y refinados como algunas tostaditas o panecillos, galletas, pastas, etc.

Conclusión:

  • Si eres celíaco o tienes intolerancia al gluten, no te preocupes, puedes llevar una alimentación sana y equilibrada con la fibra necesaria.
  • Si no sabes si eres intolerante pero tienes varios problemas digestivos, te recomiendo que pruebes unos días sin consumir gluten y compruebes por ti mismo si te sientes mejor con este pequeño cambio. Yo personalmente, me siento mejor sin gluten y lo evito.
  • Si no tienes ningún problema digestivo ni ningún desequilibrio hormonal o que te afecte a tu salud integral, te recomiendo que no abuses del gluten y evites el trigo.
  • Tengas intolerancia o no, evita los productos procesados y opta por alimentos de verdad y de buena calidad nutricional.

¿y tu, qué piensas sobre el gluten? ¿Tienes alguna duda?

Si quieres, puedes comentarme y estaré encantada de responderte 🙂

IRENE

A
Irene Garibaldi
Dietista especializada en salud digestiva.

Deja un comentario

User registration

Reset Password