fbpx

SomosUno

Alejandro Salvo

Mi paso por el laboratorio de “Ritmo Lunar” fue una experiencia hermosa sustentada en todo momento por la liviandad de las propuestas y la constante contención de las coordinadoras. Un espacio horizontal dónde el género es solo uno, el del alma, guiada por el astro lunar. Aprendí a desarmar viejas ideas entorno a cómo creemos que percibimos el tiempo y todas las exigencias que ello conlleva. Es una invitación a empezar a caminar en una espiral ascendente y evolutiva; en el camino pasaremos por lugares ya conocidos pero nosotrxs ya seremos otrx transformadx y empoderadx.

×