Un viaje que me cambió la vida.

A continuación os dejamos el testimonio de Florencia Berardi sobre el taller” Ser mujer: un viaje heróico” que SomosUno.guru impartió durante el mes de agosto y septiembre.

Cuando hay mujeres unidas en un círculo de amor y cariño cosas hermosas suceden y doy fe que fue así.

Al principio no nos conocíamos, nuestros caminos se unieron bajo la excusa de un viaje, un viaje de heroínas en el que íbamos a transitar las etapas dignas de una aventura inolvidable.

DSC_0034

Luchamos contra nuestros miedos, los hicimos carne y ayudamos a las demás a transitar el camino. Me sentí acompañada en cada momento y en cada sentimiento.

Estar sentada pensando en las trabas que una tiene a nivel personal, económico o profesional y hacerlo verbalizando cada sensación al lado de mujeres fuertes y también sensibles son dos cosas muy, MUY, distintas.

Miedos que ninguna pensó que iba a poder derrotar, mandatos que se nos grabaron en nuestra alma y nos pesaron en la espalda y en el corazón durante tanto tiempo, de repente no eran tan difíciles de borrar.

foto sumisión

Las experiencias y palabras de una, le ayudaban a la otra. Abrazos, miradas de amor y comprensión que, hasta entonces eran actos que pasaba por alto, ahora se volvían para mi el arma para luchar contra los orcos y dragones qué tuve que derrumbar en mi viaje: en este círculo todo se potenciaba y se convertía en amor.

Pude entender que a veces hay que ser y otras hay que hacer pero que lo más importante es que ninguna de las dos parte se vuelva tirana de la otra: abrazar la víctima y el verdugo que habitan en mi, entendiendo que ambas partes que existen y juegan inconscientemente un rol en mi vida, fue revelador.

Con los ejercicios de BioNeuroDesprogramación provistos por Mara Bonapersona y los ejercicios de Biodanza impartidos por Olga Bruno se nos brindaron herramientas, conocimientos y apoyo. Me sentí despertar en mucho aspectos, integrando mente y cuerpo, siendo una y reconociendome.

foto abrazos

Una de las etapas más difíciles fue la separación de nuestra madre, aprender a diferenciarnos de ella, honrarla y reconocer que lo más importante es aprender a devenir cada una la mejor madre para nosotras mismas. Yo aprendí a cuidarme con el mismo amor que lo hace un mamá: incondicionalmente (o lo sigo intentando).

Visualizamosfoto nota lujan nuestros sueños y materializamos formas para llegar al mismo, nos quisimos mientras aprendíamos a hacerlo. Algo que en la sociedad en la que vivimos se olvida.

Se nos impone la verdad, el cómo ser y en este viaje comprendimos que simplemente debemos ser y que con eso alcanza.

No podría haber hecho este viaje sin estar acompañada de hombros, espaldas, ojos, bocas y manos que tradujeron el amor con sus movimientos.

Agradezco la entrega que tuvieron cada una de las viajeras, como pusieron sus hombros al llanto de la otra, la espalda para que nos apoyemos, los ojos al mirar con amor, sus bocas para sonreír y sus manos para llevarnos las unas a las otras en el sinuoso pero gratificante camino heroico de una viajera.foto grupal

La 3era edición del taller “Se mujer, un viaje heroico” empieza el próximo 16 de Abril en Buenos Aires, para más información clica AQUÍ


flor

AUTOR
Florencia Berardi
Comunicadora

 

 

Deja un comentario

User registration

Reset Password